“El Sarampión es una enfermedad muy contagiosa que afecta sobre todo a los niños y se transmite por contacto directo de gotitas procedentes de la nariz, boca y faringe de las personas infectadas”, informó el Subdirector de Epidemiología de la Secretaría de Salud del Gobierno del estado de San Luis Potosí Fernando Hernández Maldonado.

El funcionario público detalló que aunque la entidad potosina no registra al momento casos de Sarampión, es necesario que se considere que los síntomas iniciales que suelen aparecer entre diez y doce días después de la infección consisten en fiebre alta, congestión nasal, tos, enrojecimiento de ojos y pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla, además de que varios días después aparecen erupciones cutáneas (exantemas) que comienzan en la cara y en el cuello y se va extendiendo gradualmente al resto del cuerpo.

“No hay tratamiento específico para el sarampión y la mayoría de los pacientes se recuperan en dos o tres semanas; sin embargo, el sarampión puede causar complicaciones graves tales como ceguera, encefalitis, diarrea intensa, infecciones del oído y neumonía, sobre todo en aquellos niños mal nutridos y aquellos pacientes inmunodeprimidos”.

“La enfermedad es más grave en los lactantes, en los niños que registran desnutrición y en los adultos y las complicaciones que pueden registrarse son la diarrea severa, las infecciones del oído, la neumonía, la ceguera y la encefalitis (inflamación del cerebro), mismas que pueden conducir a la muerte”.

El Subdirector de Epidemiología de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado de San Luis Potosí, indicó además que a pesar de que el sarampión es una enfermedad prevenible por vacunación, la ocurrencia de brotes en varias partes del mundo, -principalmente en países de América y Europa con quienes se comparte un alto movimiento poblacional-, incrementa el riesgo de presencia de casos importados en México, tal como ha ocurrido con los casos identificados en 2020, los cuales no tenían antecedente de vacunación.

“En México, el esquema de vacunación con SRP (sarampión, rubéola y parotiditis) comprende dos dosis, una a los 12 meses de edad y la otra a los 6 años de edad o al momento de ingresar a la escuela primaria”.

“Las únicas vacunas contra el sarampión que están disponibles en México son seguras y gratuitas, y son la vacuna triple viral (SRP; sarampión, rubéola y parotiditis) y la Vacuna Doble Viral (SR; sarampión y rubéola), y ninguna de estas vacunas deberá aplicarse a mujeres embarazadas o con la duda de embarazo”, indicó el epidemiólogo.

Fernando Hernández Maldonado pidió a los padres de familia que verifiquen las cartillas de vacunación de sus hijos y si de acuerdo a este documento a los menores de diez años les falta la aplicación de alguna dosis de la vacuna contra el sarampión, acudan de inmediato a su Unidad de Salud más cercana para que completen su esquema de vacunación.

“En los Servicios de Salud contamos con más de 55 mil dosis de vacunas triple viral que otorgan protección contra sarampión, rubeola y parotiditis; además, queremos que la población esté enterada de que nuestro sistema de vigilancia epidemiológica se mantiene activo. -a pesar de la contingencia-, para detectar posibles casos y llevar a cabo alrededor del posible paciente un operativo denominado cerco epidemiológico”, finalizó señalando el Subdirector de Epidemiología de la Secretaría de Salud del Gobierno del Estado Fernando Hernández Maldonado.

Mas de esta seccion: Estado


Nota:Este espacio es para que opines con responsabilidad, sin ofensas, vulgaridad o difamación. Cualquier comentario que no cumpla con estas características apropiadas, será eliminado definitivamente.


Tec_Pub_mirioverde.jpg